Me llamo Elena Cruces y antes de contarte mi historia, formación y otras curiosidades… quiero resumirte las principales razones por las que nació Movimiento Funcional. 

Te confieso que durante muchos años percibí el ejercicio físico como un castigo, como una forma de compensar mis malos hábitos alimentarios. Fracasaba constantemente al usar este planteamiento que por desgracia sigue siendo el más popular.

Todo empezó a resultar más fácil cuando me centré en ser cada día más fuerte, resistente, ágil,… e ir mejorando algunos aspectos de mi dieta para basarla en gran medida en comida real, ajustar las cantidades a mis necesidades reales de energía y siendo flexible en las ocasiones especiales.

A nivel mental, realizar ejercicio de forma regular me ayuda a gestionar el estrés, me aporta más serenidad, noto que soy más paciente conmigo y con los demás y que me recupero antes de los malos momentos.

Gracias a esta filosofía de vida me siento más satisfecha con mi imagen corporal aunque no cumpla con ciertos cánones centrados en la delgadez. Y a eso le sumo que mis dolores de cuello y espalda son cosa del pasado. 

Lo más importante es que a medida que voy cumpliendo años me encuentro más capaz ante ciertos esfuerzos físicos ya sea por trabajo o por ocio y me canso menos, ¿no es eso el fitness en realidad?

Mi viaje
personal

Descubre cómo pasé de un trabajo de oficina a convertirme en entrenadora, y mi evolución física a lo largo de más de una década.

Formación
académica

Conoce a mis mentores y las capacitaciones más importantes que he completado en ejercicio físico, nutrición y salud.

Logros
personales

Explora mis logros en Powerlifting y mi participación en desafíos como el «Reto Underarmour» de SportLife.

error: El contenido de esta web está protegido.